Protege a las Comunidades Inmigrantes en Todo el Estado de Nueva York 

Todos los neoyorquinos, independientemente de su estatus migratorio, quieren vivir libremente, participar en sus comunidades, proveer a sus familias y acceder a atención médica sin ser intimidados. La Ley de Nueva York para Todos ofrece protecciones para que esto sea posible al prohibir a todas las fuerzas de seguridad y orden público locales y a las agencias estatales a que conspiren con el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (Immigration and Customs Enforcement, ICE) o y que sean partícipes de su crueldad.