La Ley Daniel

Es necesario transformar por completo el papel de la policía en Nueva York y debemos empezar por poner fin a nuestra dependencia excesiva de la policía como primera respuesta en cada crisis. Cuando nuestros amigos, vecinos o miembros de la comunidad sufren una crisis de salud mental, merecen ser tratados con compasión, atención y comprensión, no con policías y amenazas con la cárcel. Con la “Ley Daniel” (Daniel’s Law), el poder legislativo tiene la oportunidad de afrontar esta situación con una visión nueva y audaz de la seguridad de la comunidad que empiece por eliminar a la policía como solución por defecto para abordar las necesidades de salud mental.